La carrera en Roma el pasado fin de semana marca el ecuador de la temporada de Fórmula E y el comienzo de la ronda europea. Antes de la séptima de las trece citas, difícilmente se podía prever una situación más emocionante. En la clasificación de equipos, los cuatro primeros están separados por solo dos puntos; y en la clasificación de pilotos, los seis primeros están separados por solo diez puntos.

Daniel Abt y Lucas di Grassi, a corta distancia del primer puesto en la clasificación

La temporada 2018/2019 es la primera en la cual todas las pruebas que se disputan en territorio Europeo (Roma, París, Mónaco, Berlín y Berna) se consolidan en una clasificación exclusiva denominada “Carreras Europeas voestalpine”. El año pasado, Lucas di Grassi fue el único piloto que consiguió terminar en el podio en todas las carreras de la Fórmula E celebradas en Europa. Esa es una de las razones por las que el brasileño esperaba con impaciencia el evento en Italia.

La temporada entra ahora en una fase emocionante: todos están muy juntos, por lo que es más importante anotar puntos de forma constante de ahora en adelante para mantenerse en la lucha”. Declara Lucas di Grassi.

Daniel Abt rompe una buena racha de éxitos en Roma: el alemán era uno de los dos únicos pilotos, de los veintidós participantes, que había conseguido anotarse puntos en las seis carreras celebradas hasta ahora. “Obviamente, me gustaría continuar con esta racha y, a ser posible, conseguir un nuevo triunfo”, declaraba Abt, que logró hacerse con el podio en Santiago de Chile esta temporada. “El campeonato está cobrando impulso ahora y empieza a ser realmente emocionante. Estamos en una buena posición y queremos aprovecharlo”.

Además de la escudería oficial Audi Sport ABT Schaeffler, el equipo cliente Envision Virgin Racing, con Sam Bird y Robin Frijns, compiten con el Audi e-tron FE05, que ha sido desarrollado entre Audi y su socio tecnológico Schaeffler. El equipo británico es segundo en la clasificación por equipos.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!