El Audi Q7 se actualiza de manera general, tanto visual como técnica. El Audi Q7 muestra elementos del actual lenguaje de diseño de Audi. La gran parrilla octogonal, con las barras verticales cromadas como estructura. Las nuevas tomas de aire consiguen darle un aspecto mucho más expresivo. Además incluye un protector de bajos más deportivo en la parte trasera junto con la pintura completa en el color de la carrocería.

Audi ha realzado sustancialmente las cualidades técnicas del Audi Q7. La estabilización activa antibalanceo está disponible como opción. Este sistema reduce el movimiento de la carrocería al circular por carreteras con firme irregular. Así como cuando se emplea un estilo de conducción deportivo.

El habitáculo: clase superior

La arquitectura del interior está dotada con una amplia gama de cualidades de uso cotidiano. La situación del puesto de conducción está adaptada para facilitar el acceso a las dos grandes pantallas con las que cuenta. Si está desconectado el sistema display superior se integra de forma casi invisible en la amplia superficie negra decorativa.

La instrumentación digital de Audi virtual cockpit y el head-up display opcional muestra una recomendación de velocidad, así como el siguiente tiempo restante para la siguiente fase en verde del semáforo. Mientras el conductor espera ante un semáforo en rojo.

 
¿Te ha gustado? ¡Comparte!